12 oct. 2008

RESUMEN DEL ENCUENTRO EN ROSARIO, HACIA UN MOVIMIENTO NACIONAL






De la asistencia a la denuncia
Notas sobre el viaje a Rosario, 25/09/08.
Por Jorgelina

Invitados por la agrupación Sol de Noche, Proyecto 7, Amigos Anónimos y representantes de Médicos del Mundo, concurrimos a un encuentro realizado en la Universidad Nacional de Rosario, con distintas organizaciones sociales que trabajan con hombres, mujeres y niños que se encuentran en situación de calle.
Nos recibieron con sus puertas abiertas, mostrándonos a través de una amplia ventana, la vida cotidiana de algunos de los que viven en sus calles y sus plazas.

Los números son raros. Los datos oficiales hablan de aproximadamente 70 personas, mientras que quienes recorren las calles por las noches, sean o no empleados del Estado, dan cuenta de que ese número se ve superado. Es de destacar la situación de miembros de las comunidades tobas, a quienes se les suma a la problemática de vivir en la calle, la falta de reconocimiento de sus derechos como pueblos originarios.

Junto con otras organizaciones allí presentes, como un parador nocturno para niños y niñas, el debate se centró en problematizar el lugar del circuito de asistencia gubernamental en Rosario –Programa de Atención Integral (PAI)- y en Buenos Aires –Dirección General de Atención Inmediata (BAP)-. Y aunque se encontraron puntos en común, tales como dificultades en el acceso a la salud, falta de políticas sociales adecuadas, precariedad laboral y habitacional, operativos de desalojo y discriminación, se hizo imposible homogeneizar.

Sin embargo, frente a lo diverso, había algo que unificaba: la importancia que adquirimos como organizaciones sociales frente la eficaz-ineficacia del Estado.
Es un lugar que podemos pensar, como mínimo desde dos aspectos. Por un lado, desde la asistencia, construyendo espacios que se alejen del asistencialismo, y propicien nuevas formas de inclusión y participación, considerando al otro como una persona y no como una cosa; imagen que me llevo después de haber pasado una calurosa noche en Sol de Noche.
Y por el otro, en lo que respecta al genuino reconocimiento de los derechos de las personas que viven en la calle. Ya que aunque no se pueda reducir la dignidad de una persona a la propiedad de un techo, para quienes no lo tienen, la condición de ciudadano constituye una ficción, pura letra muerta.
Y si algo quedó claro en Rosario, es que esa es una lucha que no podemos dar como organizaciones aisladas, sino que tenemos que juntarnos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Primero quisieras contarles que el programa que trabaja con adultos en situacion de calle es "Programa de Asistencia e Intervencion directa". Que no trabajamos igual que el BAP hemos tenido la posibilidad de conocer como laburaban, por lo menos en el 2007, y dudo que Macri le haya dado otra impronta ... (otra impronta que beneficie a dicha poblacion....)
Por otro lado quisieramos contarles que nosotros desde PAID, mas precisamente desde el equipo que trabaja con estas personas tenemos una buena vinculacion con los centros de salud (quizas ya lo sepan pero el sistema de salud en Rosario no tiene nada que ver con el de Capital, aunque aun le falta mucho para ser de elvada calidad), hay centros de salud que tienen muy buena predisposicion de laburo con la problematica.
Por otro lado la composicion de la poblacion es muy muy diferente a las de Buenos Aires, de esas 70 personas que ustedes dicen estan relevadas por el estado, hay un amplio conocimiento de su historia de vida, hay un vinculo con ellos.
Para nosotros el trabjao no es "sacarlos de la calle" es mucho mas que eso, es brindar una posibilidad de superacion de la situacion de calle, y la posibilidad de volver a llegar a esa situacion. para nosotros una persona que vivio en la calle durante años y hoy esta bajo techo aun no dejo la problematica, proque lleva mucho tiempo deconstruir años de siutacion de calle, con todo lo que eso conlleva.
Soy trabajadora Social, hice mi tesis de grado sobre la problematica, hace 4 años que estoy en el tema, soy militante social, no soy parte de la gestion del gobierno, y entiendo que el diagnostico sobre la situacion de la poblacion en la ciudad de Rosario no es muy correcta. Igualmente entiendo que hay muchas deficiencias del Estado, que es necesario algunas cuestiones que hoy no se cumplen, pero sin lugar a dudas no es lo mismo que deben padecer ustedes en vuestras tierras.
Saludos Cordiales,
Luciana