19 jun. 2008

REUNION CON LA MINISTRO DE DESARROLLO SOCIAL DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Se agradece la difusión de la siguiente gacetilla de prensa.

LA MINISTRA DE DESARROLLO SOCIAL DEL GOBIERNO PORTEÑO SE REUNIÓ CON ORGANIZACIONES SOCIALES PARA TRATAR LA PROBLEMÁTICA DE LAS PERSONAS EN SITUACIÓÓN DE CALLE

(Buenos Aires, 18/06/2008) Las organizaciones que vienen luchando por los derechos de los/as ciudadanos/as en situación de calle se reunieron con María Eugenia Vidal, titular de Desarrollo Social de la Ciudad de Buenos Aires. En el encuentro se abordaron los ocho puntos del petitorio en reclamo por los derechos de los ciudadanos/as en situación de calle, que le fuera entregado a la ministra el viernes pasado, luego del Frazadazo que se realizó en Plaza de Mayo (http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-106010-2008-06-14.html).

Con respecto al punto uno, por el cual se exige al Gobierno el cumplimiento efectivo e integral del decreto 690/06, Vidal comunicó que ya había elevado un proyecto para modificar los montos de los subsidios habitacionales según el tamaño de cada grupo familiar afectado y anticipó que así los subsidios llegarían hasta 700 pesos.

No obstante, con la escala que pensaba implementar, la funcionaria estaría reduciendo los subsidios para personas solas en situación de calle de 450 a 300 pesos, detalle que le hicieron notar los representantes de las organizaciones. Ningún hotel alquila una pieza por esa cifra, y mucho menos una pieza en condiciones de ser un techo digno para nadie.

La ministra se comprometió a dejar sin efecto la modificación del decreto. “El decreto todavía no se firmó, voy a volver a hablar con el asesor titular que fue el que me mandó el informe, voy a ver cuáles fueron los hoteles relevados y yo misma voy a chequear en algunos lugares en particular”, dijo. Vidal también aseguró que va a “hablar con la gente del área para ver a qué se deben los retrasos en los pagos de los subsidios y ver cuál es la manera de resolverlos”. “En otros subsidios no hay atrasos, así que no debería haberlos en éstos”, añadió.

En lo referente al segundo punto del petitorio, regularización inmediata del sistema de paradores y hogares, las organizaciones puntualizaron a la ministra algunas de las problemáticas que existen en esos lugares: enfermedades de la piel como sarnilla y sarna, piojos, tuberculosis y como si eso fuera poco muchas personas con HIV sin ningún tipo de atención, las cuales, expuestas a las enfermedades antes mencionadas, están condenadas a una muerte segura.

Por otra parte, las organizaciones denunciaron que en los paradores –ajenos a cualquier control por parte del Estado– se llega a cobrar entrada: “Hay gente que va a las seis de la tarde y si tiene dos, cuatro, cinco pesos, puede entrar, y si no, no entra”. Frente a este escenario, Vidal confirmó que enviará una auditoría a los paradores y hogares de la Ciudad de Buenos Aires.

Con relación al tercer punto del petitorio (acabar con el trato discriminatorio por parte de los hospitales y organismos de salud hacia los ciudadanos/as en situación de calle), la ministra se comprometió a derivar la problemática al Ministerio de Salud. Aún así admitió que en general están “teniendo problemas para que los hospitales atiendan a determinados grupos de personas, no sólo gente en situación de calle sino también personas con problemas de adicciones, adultos-mayores, personas psiquiátricas”.

Tanto la ministra como las organizaciones quedaron en seguir trabajando la posibilidad de implementar un domicilio social para los ciudadanos/as en situación de calle (cuarto punto del petitorio, ver gacetilla ampliada), fundamental para acceder a determinados derechos.

Vidal se comprometió también a tratar y derivar a quien corresponda la problemática incluida en el punto cinco del petitorio (Ley 114/98 de Protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), y a comunicarse con el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) para que se solucione el tema de las familias de la Matanza desalojadas por el IVC el 15 de mayo de 2008 (punto cinco del petitorio).

En cuanto a los últimos dos puntos del petitorio –instrumentar y coordinar la elaboración de un plan de viviendas y terminar con el asistencialismo–, la ministra explicó que la Dirección de Bienes Inmuebles está realizando un relevamiento de 6.000 edificios, desde hace seis meses, “la mayoría ocupados, algunos por el propio Gobierno de la Ciudad”. “A medida que vayamos encontrando se va a ir liberando una base de inmuebles disponibles –añadió Vidal–, pero mientras eso pase, si ustedes conocen un inmueble en particular que esté en comodato, vengan y hablamos”.

La titular de Desarrollo Social y las organizaciones acordaron mantenerse en contacto para seguir trabajando la problemática. Lo cierto es que el Gobierno porteño, si en verdad quiere mejorar el panorama, debe actuar en consecuencia: incrementar el monto del subsidio habitacional, facilitar el acceso a la información, auditar los paradores y hogares y frenar los desalojos. Los ciudadanos/as en situación de calle esperan respuestas, antes de que el frío provoque muertos, como ya ocurrió el año pasado en pleno centro porteño. El Gobierno de Macri tiene la responsabilidad de dar esas respuestas.

BASTA DE HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS VIVIENDO EN LA CALLE.

TODOS Y TODAS TENEMOS DERECHO A UNA VIVIENDA.

Prensa contactarse:

ONG Proyecto 7 - Gente en situación de calle

proyecto7bsas@gmail.com

LOS CIUDADANOS/AS EN SITUACIÓN DE CALLE DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES EXIGEN QUE SE CUMPLA SU DERECHO A UNA VIVIENDA GARANTIZADO POR LA CONSTITUCIÓN NACIONAL

En el último año los/as ciudadanos/as en situación de calle de la Ciudad de Buenos Aires han visto empeoradas sus ya de por sí terribles condiciones de vida. A los atrasos en el pago de los subsidios habitacionales se suman las trabas para acceder a ellos.

Más de 10.000 personas, según datos de Médicos del Mundo, ven violado su derecho a tener una vivienda digna, garantizado por la Constitución Nacional. Muchos/as ya viven en las calles, otros/as –familias enteras– son desalojados todos los días en la Ciudad.

Las prácticas asistencialistas del Gobierno porteño agudizan aún más el problema, ya que no reconocen a los ciudadanos/as en situación de calle como individuos productores y productivos, sino tan sólo como receptores pasivos de la caridad oficial.

Puntualmente exigimos:

Cumplimiento efectivo e integral del decreto 690/06. En particular pedimos que los requisitos para tramitar los subsidios no contradigan lo establecido en el decreto. Asimismo reclamamos un aumento del subsidio a 900 pesos, su extensión a doce meses y la observancia rigurosa de las fechas de pago. También demandamos el acceso a la información de los pasos y programas para alcanzar la vivienda digna, la eximición a los/as ciudadanos/as extranjeros/as en situación de calle del pago del certificado de residencia y el acompañamiento por parte de profesionales idóneos de la problemática y sus especificidades en cada caso.

Regularización inmediata del sistema de paradores y hogares. Reclamamos que se garantice higiene adecuada, flexibilidad en los horarios de entrada y salida, atención de la salud, personal idóneo, y trabajo social desarrollado por profesionales surgidos a partir de concursos genuinos. Paradores y hogares representan una solución coyuntural que se ha vuelto un círculo vicioso de asistencialismo y caridad, y lo que es peor, ha permitido que funcionarios y amigos de funcionarios lucren con su administración, convirtiendo así al hambre, la pobreza y la situación de calle en un negociado. Por tanto exigimos que paradores y hogares gradualmente vayan siendo reemplazados por alternativas dignas y definitivas, que revaloricen a los ciudadanos/as en situación de calle como sujetos productivos y para ello es urgente e indispensable que el Estado se comprometa a generar oportunidades. Sólo a través de sus propios logros, recuperando la autoestima y siendo reconocido/a en su esfuerzo por otros/as, sólo así, el/la ciudadano/a en situación de calle podrá salir del círculo vicioso y sentirse valorado y valioso para la sociedad, y no un despojo o un mero número estadístico de la exclusión social.

Acabar con el trato discriminatorio –existente y verificable– por parte de los hospitales y organismos de salud hacia los ciudadanos/as en situación de calle. Garantizar el acceso y la cobertura sanitaria psíquica y clínica primaria con la derivación necesaria para los casos que así lo requieran. En especial exigimos terminar con la discriminación del personal del SAME, la cual ha sido denunciada por varios medios a partir de casos comprobados de abandono de persona en la vía pública, algunos con el posterior fallecimiento de la persona no asistida.

Suprimir el requisito de tener un domicilio para acceder a determinados derechos (por ejemplo, médico de cabecera, bolsas laborales, cursos de capacitación, entre otros). Reclamamos que se establezca un domicilio social que permita a los ciudadanos en situación de calle realizar todos aquellos trámites que lo requieran hasta que vean regularizada su situación habitacional.

Garantizar la plena aplicación de la Ley 114/98 de Protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además pedimos que las ONG que vienen trabajando en el tema participen de la mesa de emergencia con prioridad de chicos y jóvenes.

Reintegrar el predio a las familias de la Matanza desalojadas por el IVC el 15 de mayo de 2008. Responder con seriedad el escenario planteado por la emergencia habitacional actual y terminar ya con todos los desalojos.

Mientras tanto se llevan a cabo y se cumplen todas las demandas anteriores, exigimos instrumentar y coordinar la elaboración de un plan de viviendas para ciudadanos/as en situación de calle. Articular las acciones entre los organismos pertinentes de la Ciudad y la Nación y abrir la participación a las asociaciones civiles, las ONG y los movimientos comunitarios. Únicamente con un plan de viviendas se podrá dar solución definitiva a un problema de años ante el cual los sucesivos gobiernos han dado sólo paliativos temporales y nunca una solución de fondo.

Finalmente creemos que las millonarias sumas que por mes se utilizan para hacer asistencialismo y caridad deben reasignarse y redireccionarse hacia planes y acciones que realmente apunten a dar una solución definitiva a la grave pero subsanable problemática que nos afecta.

Adhieren: Asamblea del Comedor Hablemos con la Boca Llena, ONG Proyecto 7 - Gente en Situación de Calle, ONG Amigos Anónimos, agrupación de estudiantes de Psicología "El Brote", Asamblea de Plaza Dorrego, Asamblea de Juan B. Justo y Corrientes, El Pan del Borda, Multiorganizaciones de San Cristóbal y Balvanera, Frente Estudiantil Revolucionario (FER), Familias desalojadas de la Matanza acampando en Plaza de Mayo (y siguen las firmas).

Prensa contactarse:

ONG Proyecto 7 - Gente en situación de calle

proyecto7bsas@gmail.com

No hay comentarios: